PREGUNTAS

¿Porqué somos como somos?

¿Porqué sentimos, porqué necesitamos, porque queremos, porqué deseamos?

¿Porqué pensamos, creamos, imaginamos, soñamos?

¿Porqué algunos tenemos tanta necesidad de todo eso que es inherente al ser humano?

¿Pero porqué además tenemos tal premura en darle forma a la expresión?

¿Porqué no nos podemos quedar callados, por qué no nos podemos conformar con hacer, con escuchar, con acatar, con caminar para llegar?

¿Porqué a sabiendas que a veces el hacer nos dará problemas por qué lo hacemos?

¿Porqué además algunos tenemos la urgencia de sacar de dentro lo que nos fluye, vaciarnos de todo eso que nos desborda, por qué debemos darle forma a nuestros sentimientos, ponerle colores y notas, por qué todo este esfuerzo agotador nos satisface?

Que fácil sería para el alma no tener ese trabajo. ¡Que sencillo sería todo!

No complicarse a que una frase te quedara bien.

No esmerarse a que un color degradara en otro.

No entonar la voz para no desafinar.

No encuadrar bien una imagen.

Hacerlo bien o querer hacerlo bien, toma su tiempo, supone un esfuerzo.
Pero es necesario.

Es necesario para quien lo siente como imprescindible.

Otros quizás valoran la actitud como superflua, retórica, banal, extravagante.

El mundo puede seguir girando aunque tú no bailes, el sol saldrá cada mañana aunque tú no sueñes.

Y es que en el fondo tienen razón. Así ha sido por los siglos de los siglos.

¿Cuántos han muerto y con ellos enterraron sus esperanzas y la especie ha seguido adelante?

¿Cuántas vidas destruidas y seguimos avanzando?

¿Cuantos niños mutilados y seguimos creciendo?

¿Pero qué es el sol, qué es el mundo, qué es el cielo si tu no los vives como quieres?

¿Qué significa la Vida, si la vida misma que llevamos dentro no florece como pide?

¿De qué sirve tener conciencia y no actuar en consecuencia?

¿De qué sirve tener ganas para no hacer?

¿De qué sirve necesitar para no querer tener?

Somos tan complejos y sin embargo estamos tan llenos de la sencillez de la poesía.

¿Cómo entonces no expresarla si queremos?

Es como decirle y repetirle al corazón que deje de latir.

Sensaciones, misterios, búsquedas, encuentros, sorpresas, desengaños, esperanzas.

¿No son energía para seguir luchando?

El luchar es parte del caminar hacia adelante.

El cambiar es preciso para experimentar, el riesgo del error, el riesgo del arrepentimiento, el riesgo del fracaso rotundo…

¿Pero qué derrota fuera tan grande como para no seguir queriendo?

¡La muerte!

La única gran derrota cuando queda todavía surco por arar en la tierra!

Mientras se intuya la senda entre la maleza,

mientras la idea de llegar algún sitio exista,

mientras la ilusión de ver el paisaje perdure,

mientras nuestra cabeza imagine lo que no hay,

mientras soñemos mundos hermosos y justos,

mientras pensemos que juntando nuestras fuerzas llegaremos más lejos,

mientras eso y todo lo que no digo pero pienso no fallezca…

¡Entonces aun tendrá sentido seguir caminando!

 

Ancud, Chiloé, Chile. Un viaje inolvidable!
https://www.facebook.com/profile.php?id=100014599684691&fref=ts

Tamara