El eCAP dispone de Guías de Práctica Clínicas que ayudan al control de las patologías crónicas.
Nos avisa de las actividades que están pendientes por realizar, pero también nos avisa de los objetivos de control no conseguidos.