Después las segundas jornadas de vídeos y Salud, celebradas el 7 de Julio en  Bilbao, ciudad preciosa que nos deleitó con un tiempo excelente, tengo varias reflexiones que hacer.

Nos hemos juntado unas cuantas personas venidas de ámbitos diversos, con realidades personales y laborales distintas pero con una idea compartida: el audiovisual es un medio que debemos aprovechar para trasmitir mensajes saludables.

Debemos ampliar el abanico de comunicación con la ciudadanía y  con nuestros pacientes. Debemos innovar para sacar el máximo rendimiento del contacto con ellos.

Disponemos en las consultas de muy poco tiempo. Y la presión asistencial no nos debe hacer caer en rutinas. Tenemos que innovar para crecer juntos en la promoción de hábitos saludables. Debemos imaginar que mensajes podemos generar en contenido de vídeo para calar en las conciencias de los receptores. Inventar guiones, crear personajes, hilvanar relatos, atrevernos a ser directores y protagonistas de una historia que sirva para cambiar y mejorar.

Perded el miedo a ponernos delante o detrás de una cámara. Las herramientas que existen para editar vídeos son de fácil manejo y muy intuitivas y nos permiten con relativamente poco esfuerzo crear productos de calidad.

Os animo a que os suméis a este próximo año de trabajo en el que podemos crear mucho material para compartir.