Paseo – El Remei – Arcos del claustro – Font del Barrio del Remei – Puente Gótico del Remei – Fuente en Puente del Remei – La Trinitat – Iglesia y Hospital de la Santa Creu – Rambla de Sant Domènec – Casa Galadies – Sant Just – El Mercadal – Casa Comella – Ayuntamiento – Sant Felip – Plaça de Sant Miquel dels Sants – Templo Romano – Casa Masferrer – Iglesia de la Pietat – Convent de les Sagramentàries – Plaça Bisbe Oliba – Museo Episcopal – Catedral de Sant Pere – Plaça de la Catedral – Escrivania pública – Els Dolors – Orillas de El Méder – Puente de Queral – Muralla de Pere III – Rambla de los Montcada – Teatre L’Atlàntida – Palau Episcopal – Casa Ricart – Sant Antoni Maria Claret – Convento de la Mercé – Sant Doménec – Parc Jaume Balmes – El Méder – El Sucre – Molí de l’horta d’en Canellas – Torre d’en Franc

Orillas de el Méder

Un paseo por Vic sede episcopal y capital de la comarca de Osona,. A mitad de camino entre el mar y los Pirineos, y tan a solo a setenta kilómetros de Barcelona. Su larga historia, presente aún en las calles y en las plazas del centro histórico, convive en harmonía con el nuevo crecimiento urbanístico que muestra el dinamismo de una ciudad cosmopolita, expresado a través del eco de sus ferias y mercados, de la consolidación de la Universidad. Vic es una ciudad rica en contrastes, donde conviven la tradición y la modernidad, la herencia del mundo rural y los ambientes más avanzados, la tranquilidad propia de una ciudad pequeña y la animación lúdica y festiva. La riqueza de su patrimonio, que se pone de manifiesto en la calidad de sus museos, archivos y edificios históricos.

El Mercadal

El Mercadal – El Mercadal ha sido, desde sus orígenes, el espacio que ha expresado por antonomasia la vocación de Vic como centro comercial de la comarca y que ha acogido el mercado desde tiempos inmemoriales. Se han de destacar sus arcadas que, a pesar de evidenciar diferencias formales entre ellas, presentan en conjunto una clara unidad. Entre los edificios más importantes destacan, la Casa Comella de estilo modernista con sus bonitos esgrafiados en la fachada, la Casa Costa y la Casa Cortina, también de la época modernista, la Casa Tolosa de época barroca, la Casa Moixó con elementos renacentistas y barrocos y la Casa Beuló con elementos góticos y barrocos

Ayuntamiento

Ayuntamiento – Tiene como base el edificio gótico construido en el año 1388 y está formado por la lonja con arcos en la planta baja y una sala en el piso superior, conocida con el nombre de la Sala de la Columna. Este primer núcleo fue ampliado en siglos posteriores, y reformado a partir de 1670 según los planos del tracista Fra Josep de la Concepció. Es necesario señalar la Sala del Consistorio, de estilo barroco. El arquitecto Josep M. Pericas realizó en el año 1922 el cierre de los soportales de la antigua lonja. Merece destacarse la Galería de los vicenses ilustres y el Archivo Municipal.

Recientemente han sido colocadas diferentes obras del pintor Josep M. Sert en algunas dependencias de la planta noble.
Casa Cortada – Casa señorial de estilo barroco construida los siglos XVII y XVIII. Contiene salas decoradas con escenas de Telémaco y de San Mauricio, obra de los pintores Francesc Pla ?El Vigatà? y Llucià Romeu. También es notable un salón pintado con motivos chinescos.
Casa Galadies

Casa Natal de Sant Miquel dels Sants – Casa donde nació en el año 1591 Miquel Argemir, patrón de la ciudad de Vic. La capilla se construyó en el año 1779, el mismo de la beatificación del santo.

Iglesia de Sant Just – De época gótica. La nave y el ábside fueron construidos en el siglo XVI, guardándose en su interior un retablo barroco. Fue la antigua iglesia de un convento de jesuitas y más tarde formó parte del Seminario viejo, edificio que en la actualidad está en fase de rehabilitación. Aquí tuvo su sede desde 1770 hasta 1947 el famoso Seminario de Vic, lugar en el que estudiaron Jaime Balmes, San Antonio Mª Claret o Jacinto Verdaguer, entre otros muchos.
Casa Galadies – Edificio renacentista. Construido en 1588 y reformado en 1858 por la familia Galadies. Actualmente acoge distintas asociaciones culturales.

Hospital de la Santa Creu

Hospital de la Santa Creu – Ramón de Terrades fundó el Hospital de la Santa Creu en el año 1348. La ampliación del siglo XVI mantuvo la distribución en dos salas góticas y las unió con la fachada de estilo plenamente renacentista. En el ángulo izquierdo de la fachada se encuentra un antiguo campanario que indica el lugar donde estaba la capilla inicial de la Santa Creu. Más tarde se construyó una nueva iglesia de estilo barroco que se encargó a Josep Morató, el cual la levantó entre 1748 y 1753. Pocos años después, el conjunto del Hospital se completó con la construcción de la Casa de Convalecencia, con un claustro central que se caracteriza por su armonía y austeridad. En el interior del Hospital hay que destacar la farmacia, construida en el año 1933 por Josep M. Pericas.

Convento de Sant Domènec

Iglesia y Convento de Sant Domènec – Este conjunto arquitectónico de estilo barroco fue proyectado por diferentes maestros de casas de la familia Morató. La iglesia está formada por una nave central con capillas laterales. Decoran el presbiterio unas pinturas del vicense Llucià Romeu que representan los misterios del rosario. El claustro del convento, construido alrededor de 1723 por Jacint Morató Soler, es de una gran esbeltez y originalidad. Actualmente, la parte superior del claustro es la sede de la Escuela de Arte Junyent i Subirà.

Iglesia de Sant Antoni Maria Claret – Proyectada por el arquitecto Josep M. Ribes y construida entre 1957 y 1970. En el interior se conservan los restos del santo. Se erigió sobre el solar de la antigua iglesia de la Mercè, destruida en 1936.
Convento de la Mercè (Misioneros Claretianos) – Época novecentista. Construida por el arquitecto Josep M. Pericas, en el año 1929. En el interior se encuentra el Museo Claretiano que expone objetos y recuerdos del fundador, Padre Claret. Se considera la casa madre de la congregación.
Casa Bayés – Edificio de los siglos XV y XVI, ampliado y modificado con características novecentistas en el año 1907 por Josep M. Pericas. En este lugar estaba ubicada la antigua Universidad Literaria, que impartió estudios superiores desde 1599 hasta 1717.
Casa Anita Colomer – Época modernista. Construida en el año 1906 por el arquitecto Josep M. Pericas.
Catedral

Catedral – En el edificio actual se mezclan estilos que van del románico al neoclásico. De la época románica es preciso destacar la cripta, el campanario y los restos del claustro inferior que sirvieron de base para el claustro gótico construido en el siglo XIV. También de la época gótica destaca el retablo mayor de Pere Oller, realizado en alabastro durante el siglo XV. De la época barroca destaca la capilla dedicada a Sant Bernat Calbó, con la urna barroca de plata repujada de Joan Matons (1728). Entre los años 1781 y 1803, tuvo lugar la transformación más importante que ha sufrido la Catedral y que consistió en una ampliación de la nave que obligó a trasladar los claustros. La Catedral renovada es obra del arquitecto Josep Morató i Codina. Las pinturas murales de José Mª Sert adquieren un papel fundamental en la definición del espacio arquitectónico y enriquecen el interés monumental del conjunto.

Palacio Episcopal

Palacio Episcopal – Los orígenes del Palacio son del siglo XII y en el mismo se conservan todavía las arcadas románicas del patio interior y otras estancias en la parte baja. En el siglo XVII, el obispo Jaume Copons inició la reforma del edificio. Hay que destacar la Sala de Sínodos que contiene los retratos de todos los obispos que han pasado por la sede vicense. La tribuna del Palacio es obra del arquitecto novecentista Josep M. Pericas, que trabajó en su construcción en el año 1915.

Casa Ricart – Época modernista. Construida a finales del siglo XIX y principios del XX. De la misma época es la capilla situada en el jardín construida por Antoni Ferrer.
Puente de Queralt

Puente de Queralt – En uno de los antiguos portales de la muralla, denominado portal de Queralt, se extiende el puente que lleva el mismo nombre. De estilo románico, construido en el siglo XI, señala el antiguo camino a Barcelona que se construyó encima de la antigua vía romana. Sirve de nexo de unión entre la calle de Sant Francesc y el casco antiguo de la ciudad. A lo largo de los siglos ha sufrido diversas modificaciones, la más importante de ellas tuvo lugar durante la guerra civil, cuando padeció la mutilación de buena parte del lado que se encuentra cerca de las murallas.

Iglesa de los Dolores

La Alberguería – De época románica, este espacio fue utilizado para acoger a los peregrinos y viajeros de paso que durante la edad media cruzaron Europa. Después de una esmerada restauración, actualmente es una sala de exposiciones y centro de difusión cultural del Obispado de Vic.

Iglesa de los Dolores – Época barroca. Construida por el arquitecto Josep Morató i Soler a principios del siglo XVIII. El retablo barroco (reproducido fielmente después de su destrucción durante la Guerra Civil) y la imagen de la Virgen son obras del escultor Vicenç Real (1760). La decoración pictórica fue realizada por los hermanos Sala y Josep Gallés en el año 1887. Es la sede de la Congregación de los Dolores, que cada domingo de ramos organiza la tradicional procesión de los armados por las calles del centro histórico.

Museo Episcopal

Museo Episcopal – El Museo Episcopal de Vic ocupa un lugar preeminente entre los museos de Cataluña, tanto por su carácter centenario, como por la cantidad y sobretodo la calidad de las colecciones que reúne. Su patrimonio está compuesto por unas 20.000 piezas, la mayoría procedentes de diferentes sectores de la diócesis de Vic, recogidas inicialmente por el obispo Josep Morgades. Entre sus colecciones, destacan las de pintura y escultura medievales que no tienen nada que envidiar a las mejores colecciones del resto de Europa. La sección arqueológica, la gran colección de tejidos hispanoárabes y los conjuntos de orfebrería, vidrio, cerámica, indumentaria religiosa, tapices, forja… son de primera línea dentro del patrimonio museístico catalán.

Iglesia de la Piedad

Iglesia de la Piedad – De época barroca. Iniciada en el año 1614 sobre la antigua iglesia de Sant Sadurní, de la cual se conserva la fachada románica. Es obra de Josep Morató. En el interior pueden contemplarse las esculturas de J. Francesc Morató, realizadas a finales del siglo XVII. La capilla está cubierta con una cúpula, y está dedicada a los Santos Mártires y decorada por el pintor Marià Colomer.

Templo Romano

Templo Romano y Castillo de los Montcada – El monumento más importante por su antigüedad es el Templo Romano. Se construyó a principios del siglo II. Durante siglos estuvo escondido porque formaba parte del Castillo de los Montcada erigido a finales del siglo XI. Las paredes de la celda del Templo formaban el patio interior del castillo y se recuperaron a partir del año 1882 cuando se derribó el antiguo edificio que había hecho las funciones de residencia para el Veguer, sede de la Curia Real, granero de la ciudad y prisión. Del castillo quedan ruinas de los sectores norte y poniente.

Murallas de Pedro III

Murallas de Pedro III – Durante el siglo XIV, el rey Pedro III ordenó construir, por razones de defensa, las murallas que llevan su nombre. Básicamente siguen el mismo trazado que las anteriores del siglo XII. Estas murallas, que circundaban todo el centro histórico, estaban constituidas por 40 torres y 7 portales, el principal de los cuales era el portal de Queralt. Actualmente se conserva una buena parte de ellas en la Rambla dels Montcada.

Iglesia y Convento de Santa Teresa – Este conjunto arquitectónico de la época barroca, sede de las monjas carmelitas descalzas, fue construido por mandato de Domènec Osona a mediados del siglo XVII. Es obra del arquitecto Josep Morató. El retablo mayor, construido entre los años 1698 y 1704, es obra de Pau Costa. El monumento de Semana Santa, de 1751, es obra del arquitecto Josep Morató i Sellés y del escultor Carles Morató i Brugaroles. Se trata de dos obras muy valiosas del estilo barroco.
Casa Parrella – De época barroca. Construida en el siglo XVIII aprovechando algún elemento anterior. Las pinturas de los salones interiores se atribuyen a Marià Colomer. En el centro de la fachada puede verse el escudo de la familia Parrella. Hay que destacar, a su vez, el jardín que se encuentra en la parte izquierda del edificio, máximo exponente de uno de los típicos jardines colgantes que podemos encontrar dentro de las murallas.

Casa Masferrer

Casa Masferrer – De época modernista. Construida a finales del siglo XIX y principios del XX. Destaca la fachada con bonitos esgrafiados, una torre y el jardín con baranda en el que se encuentran cuatro estatuas que simbolizan las cuatro estaciones del año. Este edificio vio nacer a mediados del siglo XIX l’Esbart de Vic, asociación literaria donde destacó el gran poeta de Folgueroles, Jacinto Verdaguer. Actualmente alberga diferentes dependencias municipales.

Casa Clariana – De época barroca. Construida en el año 1609, fue residencia de la corte del Veguer hasta la extinción de las veguerías en 1719. En el patio interior se aprovechan las arcadas góticas provenientes de la desaparecida iglesia del Angel Custodio. Recientemente ha sido restaurada y destinada a edificio de viviendas.
Palacio Bojons – Casa señorial de finales del siglo XVII y principios del XVIII que pertenece a la época barroca con el típico patio interior cubierto, junto con altas y amplias estancias en el primer piso. Este edificio ha sido modificado muchas veces para destinarlo a fines culturales. En una de sus habitaciones murió Jaime Balmes en el año 1848. Hoy en día alberga el Museo Balmes dedicado a la vida y a la obra del filósofo vicense.

Convento de las Sacramentarias

Convento de las Sacramentarias – De estilo ecléctico historicista. Construida en el año 1886 por el maestro de obras Ramón Callís.

Capilla de la Piedad – Antigua capilla de la iglesia de la Piedad. Actualmente convertida en sala de exposiciones en la que se exhiben algunas obras del pintor barcelonés José Mª Sert, pertenecientes a la primera y segunda decoraciones que llevó a cabo en la Catedral. De la segunda decoración destacan las figuras de los cuatro evangelistas recuperadas de los escombros del incendio que tuvo lugar durante la Guerra Civil. Puede verse también la maqueta que el pintor realizó en 1930 para mostrar los efectos de luz que se provocarían en la Catedral si se decoraban las bóvedas del techo.
Puente Gótico del Remei

Restos de San Sadurní – Se conserva la fachada románica de la iglesia del mismo nombre construida en el siglo XI. Actualmente se encuentra adosada a la iglesia de la Piedad.

Casa de Ramón Sala i Saçala – Construida en el siglo XV. Destacan los elementos góticos de la fachada. Es la casa solariega de un destacado Veguer de Vic, famoso por la lucha que mantuvo contra las tropas francesas a finales del siglo XVII.
Iglesia de San Felipe – De época barroca. Fue inaugurada a principios del siglo XVIII.
Seguid el plano y disfrutad de la ruta, aproximadamente 8 km la vuelta.